12 de junio de 2018

ARROZ CON BACALAO

He vuelto al fin ... luego de los vientos huracanados que azotaron  a mi país y de todas las vicisitudes que hemos vivido, luego de esa experiencia, nuestro país, poco a poco vuelve a la normalidad.
No ha sido fácil para nuestra isla vivir todas las experiencias que hemos vivido,practicamente hemos resurgido de la destrucción y el caos.  Sacando  lo mejor de nosotros en las peores situaciones y aquí estamos, sobrevivimos a lo que nunca imaginamos pudiera ocurrir. 

En la vida damos todo por hecho y no estamos conscientes de nuestra fragilidad, somos tan insignificantes ante la naturaleza misma, que un soplo de ella, termina con todo lo que hemos construido para nosotros. Así con esa fragilidad, hay quien lo perdió todo... incluso la vida.  
Nosotros gracias a Dios continuamos en nuestra batalla diaria; con una fragilidad que antes no  percibíamos y de la que ahora estamos conscientes, conciencia que nos hace sentir inseguros y temerosos de que esto no vuelva a ocurrir.

 Llega nuevamente a nuestra región la temporada de huracanes, con ella nuestras preparaciones... con el agravante de no estar completamente recuperados.
La vida es así, hay que continuar estemos preparados o no, es lo que nos toca, por vivir donde vivimos, a fin de cuentas, aquí están nuestras raíces, parte de los nuestros y lo que poseemos.

Como parte de esas preparaciones en tiempos de tormenta; es importante saber elaborar ricas recetas, con productos que no requieran de refrigeración, no se trata de consumir latas todo el tiempo, se trata de saber brindar a los nuestros recetas sencillas, deliciosas, nutritivas y saludables, que estén bien elaboradas y calienten nuestros estómagos brindado satisfacción a quien las consume.  Muchas de esas alternativas nos llevan a las recetas de nuestras abuelas.
Este arroz con bacalao es una de esas recetas, que nuestras abuelas en su sabiduría llevaban a las mesas tratando de brindar con poco, la alimentación  necesaria a los suyos; el bacalao no necesita refrigeración en días, pues la sal lo ayuda a conservar,  si para tu familia el consumo del filete de bacalao se considera un gasto alto, lo puedes substituir por pollok que es muy similar igualmente delicioso, muy económico e igualmente puedes mantenerle por varios días fuera de la nevera.
Todas estas características hacen que este arroz sea una buena alternativa  en temporada de huracanes y durante todo el año.

Ingredientes

12 onz. bacalao o pollok
agua para hervir el bacalao

1 cebolla amarilla mediana cortada en trozos
1 cda. aceite
1/2 pimiento verde cortado en tiras
1 cdta. sal
1/4 taza sofrito
1cdta. sazón con achiote
1 cda.  sazón completo
2 tazas arroz grano mediano
3/4 taza de agua 
1 cda. achiote ( en su defecto añadir un sobre adicional de sazón con achiote)

Opcional
pimentos morrones ( Añadir al final de la cocción )


Procedimiento

Desalar y hervir el bacalao, luego de hervir, lavar y desmenuzar. Reservar
Cortar la cebolla como prefieras, llevar a la olla, añadir sal, aceite y rehogar a fuego medio.
 Tan pronto este translucida, añadir el pimiento picado, el sazón completo, el sazón con achiote
y el sofrito
Sofreír bien, moviendo con un cucharón o cuchara para que sea uniforme y no se queme
Escurrir el agua del bacalao, añadir. Añadir la mitad del agua ( no la que usaste para hervir el bacalao o lavar)
El arroz, mover
 Añadir el restante del agua,  el achiote
Reducir jugos a fuego alto
Tan pronto sequen lo líquidos, bajar a fuego lento o bajo, mover el arroz y tapar.
Cocinar hasta que lo pruebes y se sienta blando el grano.  Mover ocasionalmente y volver a tapar.
Tiempo aproximado 20 minutos desde este punto.




7 de agosto de 2017

CUP CAKES DE LIMON (PARA INDUCIR EL PARTO)


Siempre les he dicho que el propósito del blog es compartir recetas y contar historias. Estaba deseosa de poder compartir con ustedes a través del blog, de alguna manera siento que transmito cada vez que comparto una receta, el no publicar recetas significa el no poder transmitir ni compartir.
Hace tiempo que estoy pendiente en hacer una entrada al blog, estuve mucho tiempo sin internet, luego sin computadora, cuando logro arreglarla, la pierdo nuevamente por un descarga eléctrica, un rayo acabó con ella. 
La realidad es que este último año no ha sido fácil para mí, entre frustraciones; el cambio en el trabajo, el no poder retirarme, la dieta y todo eso, no ha sido bueno para mí, en realidad no había pasado nada bueno este último año.
Sucede que todo esto  cambió cuando recibimos la noticia que nos convertiríamos en abuelos por primera vez, en abuelos, sí en abuelos.  Toda una nueva ventanas de posibilidades, de vida, futuro y esperanza, nos transmitió la noticia de la llegada de nuestro nieto, nos sentimos revitalizados a través de el, nuestra historia de vida no terminará aquí, con nosotros, tendríamos descendencia, seriamos perpetuados atraves de nuestros hijos y ahora de nuestro nieto, la promesa había sido cumplida...multiplicaría nuestra descendencia.
Además de todas esas cosas maravillosas que Dios nos había prometido, con nuestra descendencia, se encontraba el hecho que me convertiría en parte de ese grupo de mujeres que muestran las fotos de sus nietos a  todos los que le saludan, ja,ja,ja,  se imaginan . Con esa noticia pasé a sumergirme en ese maravilloso mundo de la espera de un nieto. 
Con la espera, llego el tiempo de realizar mi primer trabajo de abuela, nos fuimos para la casa de nuestra hija, a realizar mi primer trabajo como abuela abnegada, prepararme y ayudar a preparar a mi hija para la llegada de nuestro príncipe.  
Al pasar los días y llegar nuestra desesperación al ver que nuestro hermoso, no decidía llegar y se encontraba pasadito de tiempo, decidí  ayudar a mi hija de la forma en que mejor se hacerlo, de una muy natural, sin hacer daño. Nos enfrascamos en probar cuanta receta nos recomendaban para ayudar a inducir el parto.  
Así que fueron muchos los que  por facebook nos recomendaron de todo, con la promesa que al probarlo ayudaría a inducir el parto. Entre desaciertos, desesperación, cositas dulces,no tan dulces y deliciosas pasamos los días.  
Nos recomendaron picante, salado, agrio, té, dulces y cup cakes de limón, así que decidí preparar estos para ella.  Entre cup cakes paso la noche y el día siguiente, no sé cuantos se comió ella, cuantos comió su esposo, el abuelo y hasta la abuela, solo sé que el príncipe no llegó. 
Que no lo trajo esta receta, nada que entre recetas y desesperación estos no fueron los que lo trajeron al lado de acá y sí fue otra receta, que más adelante compartiré con ustedes. 
Esto sí  puedo decirte,  estos cup cakes están deliciosos y entre ellos fue más dulce la espera...


Ingredientes

Cup cake 
2  barras de mantequilla
2 tazas de azúcar granulada
3 huevos
1 cdta. vainilla
3 tazas de harina para todo uso 
1/2 cdta. polvo hornear
1/2 cdta. "baking soda" o soda de hornear
1 cdta. sal
1/4 taza jugo limón fresco
1/3 taza cascara limón rayada 
3/4 taza de butter milk  ( en sustitución 3/4 taza de lecha con 1/2 cucharadita de limón 
para cortar la leche)


Sirope
1/2 taza de jugo de limón
1/2 taza de agua
1/2 taza de azúcar

Frosting
2 barras de mantequilla
3 tazas. azúcar impalpable (domino 10x)
1 cda. leche
2 cdas jugo limón
1 cdta. vainilla

Procedimiento

 En un recipiente de tamaño mediano verter todos los ingredientes secos (harina, sal, polvo
hornear y soda para hornear)
Mezclar bien, con batidor de mano. Reservar
 En un recipiente  aparte, verter el azúcar y la mantequilla
 Añadir la  vainilla, batir
 Los huevos de uno en uno y batir bien, hasta formar una mezcla homogénea
Añadir  la harina mezclar, alternando con el buttermilk
 Añadir la ralladura de limón y el jugo, incorporando con un cucharón  o cuchara grande con
movimientos envolventes.
Hornear a 350 grados hasta que introduzcas un palillo en el centro y salga limpio
Refrescar a temperatura ambiente,mientras en una olla hervir el agua y el azúcar para el sirope,
refrescar a temperatura ambiente añadir el jugo del limón y bañar los cup cakes utilizando una
cuchara tal como vez en la foto.Decorar.

24 de enero de 2017

PASTELES DE YUCA

Para poder saborear nuestros platos tradicionales vale la pena cada paso a paso, sin importar lo laboriosa de la receta.

La yuca es uno de los productos de mayor antiguedad en la cocina puertorriqueña, proviene de los indígenas,era el producto base  para la elaboración del casabe, su alimento principal. 

Un producto ( tubérculo ) que ha sabido prevalecer y destacarse en la cocina puertorriqueña. La versatilidad del producto le permite resaltar como protagonista en platos dulces o salados. 

Su delicioso sabor destaca en la sencilles de comerla hervida o la laboriosidad  que acompaña este producto en el desarollo de recetas que destaquen su virtud. Laboriosidad que provoca cierta ansiedad en quien la elabora, en obtener el resultado perfecto.

Depende grandemente en las  recetas en las que estemos  utilizando la yuca; lo bien trabajada que sea la extracción de líquido del producto, sea este fresco o congelado.  Ese es el caso de la receta de los pasteles de yuca así como muchas otras recetas elaborada con el producta.

Una vez completado este paso tienes prácticamente garantizado el  resultado perfecto de la receta.

Los pasteles de yuca son entre los pasteles, considerados como uno de primera clase y la realidad es que su elaboración perfecta, no es alcanzada por la mayoría de sus elaboradores, quienes pecan por no alcanzar el punto perfecto en la masa, la que debe ser suave, con la consistencia necesaria para realzar su sabor natural.

Este sencillo paso a paso te garantiza el resultado perfecto de la receta la que rendirá aproximadamente para treinta y seis pasteles siempre dependiendo su rendimiento del tamaño en el que los elabores.

Masa

Ingredientes
12 tazas  de masa de yuca (antes de exprimir)
1 1/2 taza de achiote
2 latas de leche evaporada
3 cdas. sazón completo
2 cdas. adobo sin pimienta
En un recipiente verter la yuca molida
Retirar los líquidos con la ayuda de un colador  o tamiz, con la ayuda de un cucharon 
o cuachara  realizar presión para colar el agua 
Exprimir o colar toda la yuca, descartar el agua 
Así debe lucir la yuca, ya retirada el agua, verter en un recipiente grande.  Romper con la 
ayuda de una cuchara o tenedor hasta que la yuca quede suelta.
Verter el achiote gradualmente
Mezclar
 Alternar la leche con el achiote
 Mezclar hasta formar una masa homogénea
 El sazón completo
 Adobo
 Mezclar bien, las masa debe caer con suavidad de el cucharón, ese es el punto. Reservar



Montaje

Carne quisada (  Receta de Pasteles de guineo para saber como guisar la carne ver aquí )
1 taza de achiote
1 pote aceitunas rellenas, picado en rodajas ( pequeño)
1 lata de pimientos morrones cortado en lascas pequeñas
Pasas (Opcional)

Hojas ( 5 hojas rinden aproximadamente dependiendo la calidad de estas para 36 pasteles)
Hilo para pasteles



 Limpiar la hoja del pastel, con una cuchara pintar la hoja con el achiote
 Poner la masa  sobre el achiote, con movimientos circulares esparcir sobre la hoja para darle
a pastel el espesor necesario
 Colocar la carne de lado a lado, las aceitunas ,pimientos morrones y pasas, tal como
vez en la foto. Puede excluir o incluir al relleno  según  el gusto.En lo personal coloco tres a cuatro lascas de pimiento morrones, tres pasas pos pastel y la aceituna picada en lascas.
Envolver
Amarrar
Llevar congelador.  Para cocinar, hervir  en agua sumergidos en su totalidad, por cuarenta minutos aproximadamente.

10 de enero de 2017

PICADILLO - CARNE MOLIDA AL ESTILO PUERTORRIQUEÑO

El picadillo de carne o carne molida es una de las recetas más versátiles que existe.  Su uso en la cocina es de uno técnicamente infinito; como plato principal, en pastas, entremés, platos tradicionales, frituras, recetas sencillas o elaboradas. No importa la forma en que la prepares o la presentes la carne molida nunca   dejará de estar presente en nuestra cocina. 
En estos tiempos que se busca la economía, su uso redunda en economía segura, lo sana que sea depende en mayoría de la selección que realices en el porciento de grasa que contenga y el tipo de carne que escojas. A mayor contenido de grasa su precio será menor y menor el valor en cuanto a calidad se refiere. Menor contenido de grasa representa mejor selección, mayor costo, pero más saludable, lo que representa una cuestión para evaluar pues el costo de un escogido magro en realidad mantiene un buen precio en comparación con otras tipos o cortes de carne.
Yo, prefiero molida de pavo o pollo por motivos de salud, pues he eliminado las carnes rojas. Me encanta utilizarla en la cocina porque me ofrece una gran versatilidad al momento de planificar mis menús de la semana.  Con ella siento la seguridad que estoy preparada para cualquier eventualidad en mi cocina.
Con solo añadir o quitar algún producto en su elaboración lleva el picadillo donde lo quiero llevar. Esta es mi receta básica de picadillo o carne molida, simple pero deliciosa. 
 Ingredientes
1 cebolla amarilla mediana
1/2 pimiento verde
1 cda. aceite canola
1/4 pimiento rojo
1 libra de carne molida (yo utilice de pavo)
1 cda. sazón completo
1/2 tazasofrito
1 cdta.sazón
1 cda. salsa tomate





Procedimiento

 En un sarten calentar el aceite a temperatura media, añadir la cebolla
 Cuando la cebolla esté translucida añadir el pimiento verde
 El pimiento rojo
 Mover ocasionalmente
 Añadir la carne, subir la temperatura
 Romper la carne, con ayuda de un cucharón o cuchara
 Sellar a temperatura alta
 Añadir el sazón completo

 Mezclar
 Tan pronto selle la carne ( cambia de color), añadir el sofrito
 El sazón
 Añadir  la salsa, bajar temperatura a media
Reducir los jugos

Si te gusta esta receta también puedes ver...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...