20 de julio de 2016

ESCABECHE DE PANA

Cada vez se hace más importante regresar a nuestras raíces.  El consumo de los productos de nuestra tierra  está cobrando auge, con las nuevas tendencias de consumir productos más sanos, frescos y orgánicos. Productos que estén al alcance de nuestras manos, muchas veces tan cerca como  nuestros patios traseros.

La pana, cumple con todas las cualidades para llevar a tu mesa lo mejor, un producto que ha sido parte de la dieta del puertorriqueño mismo y su historia.

Reúne los requisitos para ser presentada en la mesa puertorriqueña como la mejor selección, crece prácticamente como un “producto brujo” en nuestros patios, convirtiéndose de esta manera en una producción orgánica. Sin añadir; abonos, plaguicidas o  químicos que pueda afectar nuestra salud. 

Si a todo esto le añadimos la economía que representa para el puertorriqueño; llevarla a su mesa, por su bajo costo y su alta producción, lo que reduce su  precio a unos cuantos centavos. Entonces diríamos que no hay otro producto como ella.

Con la garantía de su frescura y accesibilidad, vemos como cada vez la pana está siendo reinsertada en la dieta del puertorriqueño.   

Hemos visto como cada vez son más las recetas que se elaboran con pana; ya no es la tímida pana hervida que se presentaba en las mesas de nuestros abuelos y padres, de las que todos se cansaban de comer y no se hablaba. 

En la actualidad vemos  como cada vez son más las recetas elaboradas con este delicioso manjar, de las que todo el mundo habla.

El escabeche de pana es una de esas recetas que hacen resaltar la nobleza del producto, su exquisitez, suavidad y delicioso sabor. 

Con o sin acompañante el escabeche de pana es el mejor. Un ejemplo de como los tiempos de crisis sacan a la luz lo mejor...


Ingredientes
1 pana mediana  en su punto  (no madura ni muy verde)
Agua para hervir las panas lo suficiente para cubrirlas en la olla

2 cebollas medianas amarillas cortadas en rodajas
6 dientes de ajo picados
2 cda. sazón completo
1 cdta. comino
1 pimiento morrón en tiras
1/2 pimiento verde en tiras
1 taza de aceite ( yo uso canola)
1 1/4 taza de vinagre blanco
6 a 8 hojas de laurel
1 taza de aceituna rellenas cortadas a la mitad y enteras
sal a gusto

Procedimiento
 Pelar y cortar la pana en cubos
 Hervir en suficiente agua hasta cubrir
Hasta que este blanda
Lo suficiente para que un tenedor la traspase, ofreciendo resistencia, escurrir reservar
 Mientras en una olla, verter la cebolla, añadir el sazón completo
 El ajo cortado en láminas, el  vinagre
 Los pimientos morrones
Las hojas de laurel
 El pimiento verde

 El comino a fuego medio
 Verter la pana hervida
 Mezclar con movimientos envolventes
 Añadir las aceitunas,
Tapar, reducir los jugos a fuego lento, añadir sal a gusto. Retirar del fuego, refrescar a temperatura ambiente, llevar al refrigerador por toda una noche, antes de consumir.



6 de julio de 2016

FLAN DE MAMEY


Que mucho me gustan los flanes, creo que son mi debilidad en cuanto a postres se refiere, siempre lo he dejado claro, una entrada tras otra cada vez que posteo una receta de flanes.

Me encanta prepararlos en todos los sabores inimaginables, con toda fruta que tenga disponible y en todas las ocasiones en que pueda llevarlo a la mesa.

Creo que es el postre por excelencia por su versatilidad, su fácil preparación y sobre todo por su delicioso sabor. Todavía no he encontrado una fruta que no se pueda adaptar o resistir al ser preparada como un buen flan.

Nada como la cremosidad de este postre básico, sencillo pero increíble en el paladar, dulce, cremoso y suave. Esa deben ser las características de un buen flan.

Quieres lucir como todo un profesional en cuanto a postres se refiere, fácil lleva a la mesa un flan elaborado en la fruta de temporada y te aseguro que será la delicia de todos, incluso a los que no consuman. Así me sucedió con esta receta, el Mamey no es una fruta  de todos los días o que guste a consumir a todos, servido en flan, hasta los que se resisten en probar la fruta, terminarán adorando la receta.

Atrevete!!!! Elabora un flan de Mamey y lleva la experiencia de la fruta un poco más allá de servirla en un dulce tradicional. Después de todo no tienes que decirles hasta el final, hasta que degusten el último pedazo, te aseguro que todos jugarán con el sabor en la boca, tratando de adivinar de que fruta se trata. Será toda una experiencia que solo tu podrás revelar, hasta el final.


Ingredientes
1 mamey
1 lata de leche condensada
1 lata leche evaporada
2 cdas. azúcar negra
1 cda. vainilla
1 cda. maicena
5 huevos grandes


1 taza azúcar granulada para el caramelo

Agua para Baño de María

En un sarten preparar caramelo, caramelizar el molde. Reservar. En un recipiente, verter agua
llevar al centro del horno (pre- calentar ) encender a 350 grados, 
Pasar el mamey por la licuadora, reservar
En un recipiente aparte verter los huevos, la leche condensada
Añadir la vainilla y la maicena ( puedes diluir antes en parte de la leche que utilizarás si lo deseas)
El azúcar negra
El mamey
 Llevar a la licuadora, licuar hasta que quede una mezcla homogénea
Pasar por un colador metálico
Añadir la leche evaporada

Mezclar

Verter en el molde previamente caramelizado
Hornear a 350 grados en baño de María hasta introducir un en el centro y salga limpio
( aproximadamente de 40 minutos a una hora) puede variar de acuerdo al horno. refrescar a temperatura ambiente, llevar al refrigerador preferible desde la noche antes de consumir, consumir frío.

15 de junio de 2016

BIZCOCHO TRES LECHES

Todos reclaman que pertenece a su país, es el bizcocho por excelencia, de Latino América  y el Caribe.
Cada quien tiene su versión, tanto en la elaboración, como en las leches que es bañado y el frosting. El mío, mi propia versión.

Hay una euforia en el ambiente, cuando del Bizcocho Tres Leches se habla.  

Todos lo aclaman y es por muchos el postre preferido, donde quieras que vas lo encuentras. Te digo la verdad en cierta forma les doy la razón, lo considero altamente adictivo, eso lo provoca el alto contenido de azúcar que tiene.

Se dice que la receta del bizcocho tres leches no lleva mantequilla, para que el bizcocho quede esponjoso y absorba, la realidad es que mi versión si tiene mantequilla y absorbe muy  bien los líquidos, incluso queda esponjoso como me gusta, de hecho esta es mi receta básica con la que juego para todas las recetas, añadiendo o quitando ingredientes, siempre con el resultado perfecto.


Te sugiero  que al elaborarlo, utilices una fuente que sea fuerte pues al añadir el líquido lo hace un tanto pesado, te garantizo que te encantará el sabor, que desearás repetir una y otra vez la receta y no quedara ni un pedazo en la bandeja.

Si  estas en control de peso, definitivamente este bizcocho no es para ti, si eres de los que buscas que el postre te transporte a otro mundo, por su dulce y delicioso sabor, esta receta es tuya. Claro que todo se puede comer, todo va en las cantidades que consumes, recuerda eso siempre.

A mi esposo le encanta, de hecho es un peligro tener un Tres Leches en la nevera, por que te aseguro que cada vez que la abre, se ve tentado por el.  

Debes guardar en la nevera por lo que es un postre ideal para el verano, frío funciona muy bien, la leche  se  mantiene dentro de la masa y el frosting de heavy cream no se derrite. Lo que al comerlo le añade una deliciosa sensación y peculiaridad que ninguna otra receta de bizcocho la tiene.




Ingredientes
4 tazas de harina para bizcochos
2 barras de mantequilla derretida
1 cda. vainilla
4 huevos
1/4 taza de leche
Spray para engrasar
2 tazas de azúcar

Para mojar el bizcocho
1 lata de leche evaporada
1 lata de leche condensada 
14 onzas de crema ( Heavy Cream)

Frosting

2 tazas de heavy cream
1 cda. vainilla
1/2 taza de azúcar granulada

 Cernir el harina, reservar
En un recipiente aparte, batir los huevos
 Añadir azúcar, batir
 Hasta que este espumosa, añadir la vainilla
 Mezclar
 Añadir la harina
 Mezclar con una espátula con movimientos envolventes
 Añadir la mantequilla
Meclar
Añadir la leche
 Mezclar hasta formar una masa homogénea
 Engrasar el molde, puedes utilizar cristal si lo deseas o silicone
Verter la mezcla en el molde, hornear a  350 grados por 40 minutos o hasta insertar un palillo y salga limpio 
 Retirar del horno perforar con un tenedor, dejar que se refresque a temperatura ambiente
Añadir la leche evaporad, dejar  absorber
 Añadir la leche condensada, dejar absorber
 Añadir la crema (heavy cream)
 Permitir que absorba bien los jugos, c llevar a la nevera,dejar enfriar antes de decorar para que la leche se asiente

Frosting
En un recipiente, verter heavy cream, añadir el azúcar y la vainilla
Batir a punto de merengue, debes usar el batidor de globo, no estos que se ven en la foto
para que suba bien.

El jugoso corte


Si te gusta esta receta también puedes ver...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...