28 de agosto de 2020

Pastelón de Pana


Los que me siguen hace tiempo, saben que la dinámica de cada receta es compartir con
ustedes las historias de mi vida, de niña y con mis hijos en mi hogar, con mi propia familia 
a través de las recetas, cada receta una historia. 
Cada receta que elaboro evoca en mi recuerdos de mi niñez o de mi vida adulta con mi propia 
familia. 

La realidad es que en ocasiones elaboro recetas con las que no tengo vínculos en mi
pasado y se me hacen muy difícil  subir al blog, de hecho tengo recetas editadas hace largo 
tiempo en mi computadora y las que no he subido por no sentir una colección con ellas.                               

De la pana te cuento que cuando joven  soltera en casa nunca la probé, de hecho había 
muchas cosas que no me gustaban, que ahora me encantan.  

Recuerdo las palabras sabías de mi  madre que siempre me decía que cuando me casara 
todo eso se me quitaría,  yo en mis pensamientos, decía  imposible.  

Ahora treinta y seis años después recuerdo las palabras que mi madre me decía y pienso, 
siempre tuvo razón . 
Es que así somos de jóvenes, así somos en muchos aspectos de nuestra vida aún de adultos, 
tenemos perjuicio ante todo;  a la gente, la situaciones, los servicios que recibimos y solicitamos, prejuzgamos en todo para todo, hasta lo que vamos a comer sin haber  dado una oportunidad. 

Claro que la pana ya no es lo que era antes, ahora se presenta en nuestras mesas como todo
una reina, de mil formas diferentes y todas ellas esplendorosamente.  

Me siento conectada con ella con esa fruta bondadosa que llega a nuestros patios a dar lo 
mejor de ella.  
La pana  es un superalimento,  por el hecho que se puede elaborar de un sin fin de maneras 
diferentes  una fruta que tenemos que aprender a valorar, a disfrutar y a crear con ella, una 
gran variedad de platos que ofrecerán sustentabilidad a nuestras familias en tiempos de crisis.

Espero que al igual que yo aprendas a valorarla, aquí en este blog encontraras una variedad
de recetas que te ayudarán paso a paso a sacar lo mejor de ella.  





Ingredientes
A- Para hervir la pana
1 pana  madura 
Agua , cantidad suficiente para hervir la pana 

B- 
2 pechugas de pollo 
1/2 cebolla
2 dientes de ajo
1/2 pimiento

C-
3 cdas. sofrito
2 cdas. sazón completo
1 cdta. sazón con achiote
4 cdas. salsa tomate 
3/4 taza de agua 

D-
2 cda. mantequilla
1 cdta. ajo molido con sal
1 cdta. sal
Spray  para engrasar
1. 1/2 taza de queso cheddar rayado 
Procedimiento


Picar la pana, llevar a la estufa, hervir en suficiente agua
Mientras en una olla verter agua, añadir el pollo cebolla, ajo y pimiento 
Hervir hasta que reducir sus jugos
Retirar las pechugas del caldo, reservar el caldo para utilizar en alguna receta adicional,                            refrigerar si es necesario. Con la ayuda de un tenedor desmenuzar el pollo.


Llevar al sartén añadir, los ingredientes en C-  sofrito, sazón completo salsa 
Sazón 
Sofreír, añadir agua, hervir a temperatura media  
Mientras escurrir las panas, majar
Añadir ajo con sal, sal 
Añadir una cucharada de mantequilla
Mezclar, hasta unir bien, bien
Mientras reducir los jugos, hasta espesar 
Mientras en un molde que pueda ir al horno, engrasar con spray spam 
Dividir el queso en tres partes, añadir una parte  
Dividir la pana majada a la mitad, cubrir el fondo con la mitad de la pana
Con la espátula, añadir la mitad de la  mantequilla restante , queso 
El pollo
La  pana restante
Mantequilla
Espolvorear queso restante , llevar al horno a 350 grados por treinta minutos.
Refrescar antes de servir,  para que la pana mantenga  su estructura al momento de servir.                               


 

27 de agosto de 2020

Pancakes de Batata Mameya

Este pancake lo tiene todo, tiene los sabores que me gustan, representa una de las 
temporadas preferidas  por mí,  por lo que representa, y por que da inicio a la temporada
Navideña .
Con su suave brisa sus colores y lo que despierta en la gente. 

Al igual que el pancake de calabaza es uno de mis desayunos preferidos, amo los pancakes
por el simple hecho de serlo.  
Desde pequeña los amé, recuerdo cuando mi madre nos servia los pancakes gigantescos,
del tamaño del sartén y gorditos. 
Los servía en  domingo cuando no había escuela, eso los hacia especiales.  
Les he contado que de pequeñas no se nos permitía entrar a la cocina, en absoluto eso
estaba prohibido.  
Eso sí, hacíamos todos los quehaceres de la casa, pero la cocina era territorio prohibido 
excepto para fregar, cada una de nosotras tenía asignado un día de fregadero. 
Pero de cocina jamás.

Les he contado que cuando mi mamá salía aprovechaba con mi prima, no metíamos  en la
cocina a elaborar pancakes. 
Había que dejarla muy limpia  para que mi mamá no se diera cuenta.
Mi  prima era una experta pues ha ella si le permitían practicar de cocinera y con ella 
me inicie técnicamente, mirando maravillada como ella muy diestra manejaba todo el 
proceso.

Yo creo que fue eso lo que hizo nacer la fascinación por la cocina en mí, el hecho de ser
algo casi prohibido.  Saben que todo lo prohibido llama más la atención, mucho más cuando 
se es niño.

Hoy todavía esa fascinación  continúa, mis momentos más relajados y satisfactorios los paso
en ella, tardes frescas o calurosas, días de brisa, de lluvia, días especiales para estar 
en familia. Con la casa llena o con ella vacía como la tenemos ahora. 

Siempre he pensado que escogí la profesión equivocada, debí haber sido chef, 
haber estudiado cocina de eso estoy segura,  de que si lo fuera, aún no me hubiese retirado.  

Estuviera en una cocina sumergida, entre trastes y tereques haciendo haciendo lo que me 
gusta hacer, dibujando sonrisas, en la gente, viendo como disfrutan de una buena mesa. 

Elaborando platos que evoquen tiempos pasados...




Ingredientes

1 taza de batata mameya procesada en licuadora

1 1/2  taza leche taza de harina de pancake

1cdta. de canela

1/4 cdta. nuez moscada 

1 cda. de vainilla

1 /3 taza de leche

1 huevo

Adicional Para decorar 

Canela para espolvorear

Nueces para decorar

Wipped Cream  

Sirope

Procedimiento


En el microondas hornear la batata hasta que este blanda, retirar la cascara 
Llevar a la licuadora con 1/2 taza de leche, licuar, reservar 
En un recipiente, verter la harina para pancake, añadir la canela y la nuez moscada
El restante de la leche
Batir 
Hasta formar una mezcla homogénea 
Añadir la batata 
La vainilla, mezclar
Hasta formar una masa homogénea 
Añadir el huevo 
Mezclar , reservar 
En un smarten derretir mantequilla

Verter la mezcla  en un sartén,  con  la ayuda de una taza de medir de 1/4 para que queden
de un mismo tamaño


Tan pronto haga burbujas, esta listo para voltear 


Cocinar por ambos lados, retirar ,  repetir la operación las veces que sea necesario. 
Servir y decorar

24 de agosto de 2020

Pechugas de Pollo Rellenas Envueltas en Tocineta

El pollo es el la carne preferida de todos, tiene la peculiaridad que se adapta a cualquier receta,
nunca nos cansa y siempre sabe diferente. 

Además de ser accesible a nuestros presupuestos,  gusta a todos los paladares.

No hay receta escrita, siempre podemos adaptar todas las recetas a nuestro gusto , esta las 
rellene con mozarella sticks por que a nosotros nos encantan, tu puedes rellenar con los 
palitos de queso que prefieras, pero con estos mozarella sticks sabe deliciosa. 

Es importante que no condimentes mucho el pollo, justo con las medidas de la receta por 
que  la tocineta, la salsa  y el queso ya son  suficientes para añadir sabor.

Tienes más comensales, no importa, esta es la receta básica, sigue multiplicando los i
ngredientes tantas veces quieras.

Puedes acompañar con arroz, con papas majadas, ensalada, en fin con lo que desees o 
simplemente elaborarlo como entremés. 

La temperatura de horneado es a 350 grados y el punto perfecto cuando la tocineta se 
vea crujiente y doradita. 

Nosotros como somos dos, con dos pechugas son suficientes y sobra, pero la porción perfecta 
es una por comensal. 


Ingredientes
2 pechugas de pollo
1 cdta. adobo para dos pechugas 
4 palitos de mozarella stick
2 cda. salsa tradicional para pasta
10 "slices" de tocineta 

spray para hornear


Procedimiento


Filetear las pechugas
Adobar
Rellenar con los  mozarella sticks 
Añadir la salsa tradicional, doblar siguiendo los pasos que ves en la foto


Colocar la tocineta como vez en la foto, formando una rejilla de canasta
Colocar la pechuga en el centro
Envolver alternando la tocineta, hacia arriba una y otra del lado contrario como vez en la foto

Hasta formar un tejido que cubra perfecto 

Colocar sobre una bandeja de hornear cubierta con papel de aluminio, rocear con spray para
que no se pegue 

Hornear a 350 hasta que la tocineta este dorada, retirar del horno, esperar a que este a 
temperatura ambiente antes de poder cortar en rodajas.  

Si te gusta esta receta también puedes ver...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...