30 de marzo de 2016

POLLO EN FRICASE

No existe perdón de Dios para mí, no puedo comprender como he podido dejar escapar un plato tan criollo, simple, exquisito en sabor y característico de lo que es la mesa puertorriqueña.

Sin darme cuenta; básicamente lo he descartado de mi menú y eso no tiene perdón de Dios.
La realidad es que  desde que he cambiado mi estilo de vida y alimentación, no consumo platos que contengan salsas o  guisados, excepto los granos.

El pollo en fricase era un componente básico de mi mesa, al igual  que lo es en la mesa de muchos puertorriqueños.  Mis hijos lo adoraban, prácticamente se preparaba una vez a la semana, acompañado con arroz blanco, ensalada y por supuesto con unos deliciosos tostones de plátano por el “lao”.
Es a petición de ellos; de mis dos hijos, que lo he vuelto a preparar. Petición que han hecho por separado sin saber uno la petición  del otro y eso me ha llenado de nostalgia.

Hace como un mes atrás, mi hijo vino a casa y me pidió que la próxima vez que viniera le preparara Pollo en Fricase, me comentaba que hacía años no lo comía y se preguntaba  si con los cambios que yo he hecho en la elaboración de mis comidas y en mi alimentación, todavía el pollo me quedaría igual.  Yo; como abnegada madre, tan pronto tuve la ocasión le complací, quedando mi hijo, más que satisfecho. El resultado; no dejo nada en su plato.

Recientemente hace apenas días, visite la casa de mi hija que vive fuera de la isla, para mi asombro su primera petición fue  que le preparara un pollito en fricase.  Está de más decirle, que su deseo fue hecho realidad, salimos al supermercado a buscar unos plátanos para poder servirlo como se debe; con arroz blanco, ensalada y tostones por el “lao” como lo come un buen puertorriqueño. 

Hacía más de tres años que no lo probaba, el resultado fue todo un éxito y no quedo nada en ningún plato. Esto me ha llenado de nostalgia, ver como mis hijos en la distancia, uno con menos distancia que otro, añoran los platos que con tanto amor elaboraba para ellos.  Lo que demuestra la realidad de la que siempre les hablo. No se trata solo de comida, se trata de momentos, de risas, de compartir, de sabores, de aromas que transportan. Que se encuentra en lo simple de cualquier receta, nada tiene que ser elaborado o sofisticado, para calar en los tuyos.

La cocina, la comida, la mesa, el hogar; son los lugares ideales para construir buenas memorias que nos acompañaran para toda la vida, nos perpetuarán en los pensamientos de los nuestros, con sabores, olores, añoranzas y recuerdos. No importa la distancia, no importa el tiempo, aunque ya no estemos con  ellos.
De alguna forma, regresaremos, desafiando el tiempo.

Para ellos va dedicada está receta, para mis hijos. Para que no importe la distancia, nunca dejen de llevar a su mesa  el exquisito sabor característico de la mesa puertorriqueña de un delicioso Pollo en Fricase. Y yo, de alguna forma estar allí con ellos… aunque sea solo en pensamiento.


Ingredientes
1 pollo de cuatro a cinco libras en trozos, sin piel
1/3 taza de sofrito
1 cda. sazón completo
1 cda. sazón con achiote
5-6 hojas de laurel
1/3 taza de aceitunas
1/4 cdta. comino
3/4 taza de salsa tomate
1/3 taza pimientos morrones picado
5-6 papas medianas en cubos
1/4 taza de agua
1 lata cerveza

De ser necesario sal a gusto

Procedimiento

Picar el pollo en trozos o piezas, retirar la piel, lavar la carne escurrir, llevar a una olla o caldero profundo.
Añadir el sofrito
El sazón con achiote, el sazón completo y el comino
Las hojas de laurel
Las aceitunas
Los pimientos morrones, la salsa de tomate
Con una cuchara grande mezclar para incorporar los  ingredientes
Sofreír, a fuego medio , tan pronto cambia la carne de color mover. No puede permitir secar  o
quemar  los ingredientes.
Añadir las papas, cortadas en cubos unos de mayor tamaño que otros, con el fin que ayuden a espesar
Añadir la cerveza y el agua.
Hervir a fuego alto hasta espesar, reducir jugos y las papas estén blandas, en ese momento estará listo para servir.

10 comentarios:

Mango dijo...

Me encantó la entrada. Hasta sentimiento me dio. Se ve riquísima la receta. La tendré que hacer la próxima vez que me de nostalgia. (Héctor de Río Piedras viviendo en Washington, DC)

La Cocina de Sandra dijo...

Mangó
Hola!!! Que bueno, siiiii y a mí, créeme que cuando lo escribo es por que lo siento, a lo mejor despertó en ti los mismos sentimientos!!!!!!

Un beso

taty dijo...

Ese es el menu d mañana!!!

La Cocina de Sandra dijo...

Taty:

Tan rico que es, verdad!!!!! :D

Un beso

vanessa dijo...

En mi caso el plato que me hace recordar a mi mamá arroz con salchichas con cuajitos guisados. Me pregunten de donde ella saco esa combinación pero era el plato oficial de un dia de playa

vanessa dijo...

En mi caso el plato que me hace recordar a mi mamá arroz con salchichas con cuajitos guisados. Me pregunten de donde ella saco esa combinación pero era el plato oficial de un dia de playa

La Cocina de Sandra dijo...

Vanessa:

Así es, la madres son especiales !! Y sus comidas nos traen recuerdos, de eso se trata la cocina de ser creativos e inventar nuestras propias recetas y a las que son de otros ponerle nuestro toquesito.

Un besito

Maria Martinez dijo...

Gracias por compartir sus vivencias y reseta, la explicacion y las fotos del proceso son de mucha hayuda alos q no conosemos los ingredientes.gracias

Maria Martinez dijo...

Gracias por compartir sus vivencias y reseta, la explicacion y las fotos del proceso son de mucha hayuda alos q no conosemos los ingredientes.gracias

Jose Lopez dijo...

El sancocho me quedó sabroso. Gracias por la receta. El menú de mañana, este sabroso fricase.

Si te gusta esta receta también puedes ver...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...